https://topmadera.com/wp-content/uploads/2023/07/tarima-para-piscina.jpg

Tanto los suelos de madera maciza como madera sintética son una excelente opción para el revestimiento de exteriores.

Sin embargo, un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de elegir entre estos materiales es el grosor de tarima exterior que ofrecen.

A continuación, te explicamos las diferencias entre los suelos de madera maciza y de madera sintética en cuanto a su grosor y cómo esto puede afectar su rendimiento en exteriores.

Grosor de tarima exterior maciza

Comencemos con la tarima de madera maciza para exteriores. Este tipo de suelo está fabricado a partir de madera natural, lo que le proporciona una alta resistencia y durabilidad.

Los suelos de madera maciza para exterior pueden tener un grosor entre los 20 y los 30 mm, dependiendo de la especie de madera utilizada.

El grosor de tarima exterior maciza es un factor clave a la hora de garantizar un buen rendimiento en exteriores.

Cuanto más grueso mayor estabilidad y resistencia a la intemperie, ya que la madera tiende a expandirse y contraerse con los cambios de temperatura y humedad.

Además, un suelo más grueso puede soportar mejor el peso y el tránsito constante, lo que lo convierte en una opción ideal para jardines, terrazas y patios.

Tarima sintética de exterior y su grosor

Por otro lado, los suelos de exterior en madera sintética también son una buena alternativa para revestir exteriores.

Este tipo de suelo está compuesto por una mezcla de fibras de madera y resinas sintéticas, lo que le proporciona una gran resistencia al agua y la humedad, así como una mayor durabilidad a largo plazo.

Sin embargo, el grosor de tarima sintética para exterior suelen ser menor en comparación con los de madera maciza, generalmente entre 10 y 20 mm.

A pesar de tener un grosor de tarima exterior menor, los suelos de madera sintética para exterior siguen siendo una opción resistente y duradera. Sin embargo, debido a su menor espesor, es importante prestar especial atención a la calidad del material y su resistencia al desgaste.

Además, algunos modelos de suelos de madera sintética pueden ofrecer una mayor resistencia a los impactos y al fuego, convirtiéndolos en una buena opción para áreas de mucho tránsito o zonas propensas a incendios.

En resumen, tanto los suelos de madera maciza como los de madera sintética son opciones estéticamente atractivas para revestir exteriores.

Por tanto, si buscas una mayor estabilidad y durabilidad en tu suelo, los de madera maciza con un grosor entre 20 y 30 mm pueden ser la mejor opción.

Pero, por otro lado, si buscas una opción más económica y con una buena resistencia a la humedad, los suelos de madera sintética pueden ser una opción adecuada para ti.

Antes de elegir, evalúa tus necesidades y el uso que le darás al suelo para tomar la mejor decisión.